Barrios Lastarria y Bellas Artes buscan convertirse en Zona de Interés Turístico

santalucia1

El año pasado, más de 624.000 personas subieron al cerro San Santa Lucía, uno de los íconos capitalinos. De ese total, 224.000 fueron extranjeros. “Es habitual, además, que esa gente luego baje a recorrer el barrio Lastarria”, asegura la directora de Turismo de la Municipalidad de Santiago, Isabel Bórquez.

Lugares atractivos para los turistas los hay de sobra ahí. Espacios culturales, como el GAM y el Mavi, librerías, cafés, tiendas de diseño emergente y una generosa oferta de bares y restaurantes han convertido a Lastarria en una de las paradas obligadas de la ciudad.

Ahora, los vecinos y locatarios del sector quieren consolidar ese perfil, por lo que están preparando un proyecto para convertirse, en conjunto con el barrio Bellas Artes, en la primera Zona de Interés Turístico (Zoit) de Santiago.

Hasta el año pasado, esa declaratoria la entregaba Sernatur. Sin embargo, en noviembre de 2012 entró en vigencia un decreto que regula y moderniza ese procedimiento. Ahora, la decisión de qué lugares se convierten en Zoit queda en manos de un comité que integran siete ministros, entre ellos los de Economía, Medio Ambiente, Bienes Nacionales y Cultura.

Ese grupo se reúne dos veces al año y su próximo encuentro será en diciembre. En esa instancia los vecinos de Lastarria pedirán que se declare como de interés turístico a este polo cultural y gastronómico.

Juan Luis Torres, asesor de la subsecretaria de Turismo, asegura que las zonas que lo obtienen se convierten en prioridad a la hora de conseguir recursos de programas y fondos estatales. “Tienen más chance de adjudicarse planes de promoción o de infraestructura, como los de recuperación patrimonial del Minvu”, explica.

En la Región Metropolitana había dos lugares que ostentaban ese título: San José de Maipo y el humedal de Batuco. Con el nuevo reglamento lo perdieron y deben repostularse.

Proyectos futuros
Alfonso Molina, presidente de la Asociación Gremial de Empresarios de Lastarria, cuenta que, a comienzos de este año, se enteraron de la nueva forma de obtener esta declaratoria. “Como somos uno de los sectores más atractivos para los turistas y queremos consolidarnos como tal, decimos postularnos”, sostiene el empresario.

Luego, invitaron a los locatarios e instituciones de la zona de Bellas Artes, con la idea de potenciarse para obtener ese estatus. “Tras eso, definimos la zona que abarcará el proyecto, el triángulo delimitado por el Parque Forestal, la Alameda y calle Miraflores”, precisa Molina.

El jueves pasado sostuvieron en el GAM la primera reunión de trabajo. Ahí participaron las juntas de vecinos, los locatarios, y representantes de la municipalidad y la subsecretaria de Turismo.

Hoy, el grupo trabaja en completar el formulario de solicitud de la declaratoria, el que debe incluir, entre otros, un diagnóstico del sector y un catastro de los servicios turísticos, gastronómicos y de alojamiento. Esta labor esperan concluirla en julio y en ello los ayudan profesionales del GAM. “El barrio tiene todos los méritos para la declaratoria y creo que la conseguiremos”, asegura Alejandra Wood, la directora de ese centro cultural.

Junto a eso, los dueños de tiendas deben presentar un plan de acción con propuestas específicas para potenciar el barrio. Aunque éste todavía está en diseño, el presidente de los locatarios dice que apuntarán a darle más valor a las calles Villavicencio y José Ramón Gutiérrez, que une el GAM con Lastarria.

“Son vías que hoy tienen poco equipamiento comercial, pero poseen potencial para desarrollarse más. Además, queremos promover la llegada de tiendas de diseño de vanguardia, para tener visitas todo el día y no sólo a la hora de almuerzo y en la noche”, explica Molina.

También promoverán planes de infraestructura, como una ciclovía que llegue hasta el Parque Forestal, nuevas luminarias y puntos de reciclaje.